lunes, 2 de junio de 2014

Play off de ascenso a Segunda B. Ni en los mejores sueños

Fran Fandiño celebrando en el césped de Pasarón uno de los goles.
El Pontevedra avanza a cañonazos por el camino que lleva a Segunda División B. Tubo y Fran Fandiño fueron los desempolvaron la artillería pesada y transformaron en goles la sorprendente superioridad granate en la ida de la promoción contra el Atlético Granadilla.
No sorprendieron la actitud, ni el esfuerzo, ni el juego granate. La propuesta es la que es, se conoce el estilo y las virtudes de los futbolistas han sido ya publicadas. Lo que llamó la atención fue la bondad del enemigo.
El Atlético Granadilla fue un adversario inferior, generoso en la concesión de espacios y oportunidades y poco celoso del control de la circulación del tráfico rival por la zona restringida. Esa falta de agresividad y de organización le hizo encajar tres goles en Pasarón y sufrir cuantiosas ocasiones.
El alto ritmo con el que el once pontevedrés comenzó el duelo se tradujo en un sorprendente tanto al minuto 11 de juego. De la nada, Tubo fabricó una obra de arte. El mosense recibió el cuero a unos 35 metros de la portería visitante, aprovechó el espacio rival, levantó la cabeza y colocó la pelota en el horizonte con un magnífico zapatazo. La escuadra de Saúl tembló al encontrarse con el cuero y el público rugió de locura al contemplar el desenlace de la acción. 1-0.
El Atlético Granadilla pronto se definió como un equipo más cómodo con el cuero que sin él, aunque con escasa capacidad de sorpresa. El Pontevedra defendía con orden suficiente para que el dominio sobre la posesión del esférico de su adversario no le pasase factura. El cuadro tinerfeño sufría cuando perdía el balón y el once de Manu Fernández, al que nunca le ha molestado trabajar desde campo propio, aprovechaba el espacio cedido para correr y amenazar.
Así llegó el segundo tanto, en una conexión de genialidades que inició Pablo Carnero con una finta con control orientado con el tacón hacia el espacio libre. El gesto le sirvió para librarse del marcaje de su par, y asistir a Fran Fandiño en la carrera. El media punta pontevedrés, pleno de acierto en los últimos tiempos, aprovechó la libertad concedida por los zagueros visitantes para probar fortuna desde fuera del área con otro disparo tan certero como el de Tubo, esta vez localizado abajo. Era el 2-0 y el equipo canario seguía sin dar síntomas de vida.
El envite avanzaba al ritmo y bajo las circunstancias que convenían al equipo de casa. El Pontevedra veía espacios donde nunca antes los había encontrado en la presente temporada y eso le facilitaba el trabajo creador. Solo cierto conservadurismo razonable para garantizar el equilibrio defensivo impedían que se desmelenase en dirección a la goleada.
En el primer tiempo, el cuadro canario solo realizó un lanzamiento a puerta, con timidez y en el minuto 43.
Segunda parte

En la segunda parte, el bloque insular aceleró ligeramente, pasó más tiempo en el campo del Pontevedra y más cerca de Edu. La gasolina empezó a faltar en el depósito del conjunto granate, después del gran esfuerzo que realizó.
En esas circunstancias, el enemigo se veía con opciones crecientes de finalizar con peligro alguna jugada. Y así fue que Rubén Rosquete enganchó una buena volea dentro del territorio de castigo que Edu blocó, bien colocado.
Mediado el segundo tiempo, los problemas físicos de David Feito lo condenaron al cambio. Apareció Benja en escena y su aportación fue significativa. El menudo delantero de Nigrán inició la acción del tercer gol, con un balón en profundidad que Carnero salvó con un centro antes de que se fuese del campo, Fandiño peinó hacia atrás y Tubo voleó al fondo de la red en el segundo palo. Poco después, Fran Fandiño rozó el cuarto tanto. El Granadilla parecía muerto.
El duelo, que hasta entonces había sido relativamente plácido para el Pontevedra, tuvo sus momentos de inquietud a un cuarto de hora para la conclusión. Iván Martín, con una falta sin ángulo y Cristian Barrios desde el costado izquierdo del área probaron a Edu, que reaccionó con concentración y acierto en el primer intento y con reflejos felinos en el segundo.


Menea este post en Meneame.net

0 comentarios :

Últimas Noticias